La pesca deportiva es una de las alternativas turísticas más importantes que posee la Región Litoral de Argentina, en especial la localidad de Ita Ibaté. Representa una forma de esparcimiento que se puede practicar durante todo el año.
En cuanto a las modalidades de pesca, corren por cuenta del pescador y sus preferencias, aunque siempre adaptadas a las especies y el espacio específico de desarrollo de la actividad.
La modalidad de trolling, es la que proporciona a los pescadores embarcados la posibilidad de grandes e interesantes capturas. El spinning es otra modalidad que se practica en la costa y embarcado.
La pesca con mosca o fly-cast es el modo que más se practica en Argentina y la región. Exquisita y artística para algunos, refinada para otros.
Por otro lado, la pesca y devolución están difundidas en todo el mundo, refiere a la práctica de devolver todos los peces pescados.
En ambas opciones las condiciones del entorno agreste, lo alejado, la selva y la belleza del curso de agua aumentan aún más la calidad de las prácticas, preservando las poblaciones ícticas.

Los diversos paisajes constituyen una gran muestra escenográfica, lo que convierte al paseo fotográfico una de las actividades alternativas más elegidas.
Captar con una cámara fotográfica o teléfono móvil escenas indescriptibles en palabras es una buena opción para los visitantes, ya sea por tierra y/o por agua, es apasionante el avistaje de la flora y fauna de la zona.


El fly boat es un hidroavión, que permite despegar y aterrizar en cualquier lugar que tenga un espejo de agua. Por lo que permite interactuar con la naturaleza y jugar entre los cardúmenes de peces de una manera inimaginable. Pudiendo elegir entre vuelos de 25 minutos, 45 minutos o una hora sobre las playas y los bancos de arena y se puede llevar máquina de foto o filmadora para tomar las mejores imágenes de la zona.

La palabra “Iberá” significa “aguas brillantes” en idioma guaraní. El área es una de las grandes reservas naturales del país, con paisajes de una belleza inigualable, dueña de una inmensa variedad de flora y fauna.

Los esteros y lagunas del Iberá ubicados en el centro de la provincia de Corrientes, conforman una de las áreas más ricas y vírgenes de Argentina y del mundo, con una extensión de más de 2.000.000 de kilómetros cuadrados. Esta zona está constituida por lagunas que, unidas a esteros y bañados, provocan un humedal que sirve de hábitat a especies animales y vegetales, además de infinidad de insectos y numerosas variedades de mariposas.

Navegando es posible recorrer los riachos y lagunas donde pueden verse monos carayá, ciervos de los pantanos, carpinchos, yacarés y cientos de aves.

Los Esteros fueron declarados Reserva Natural en 1983 y Humedal Internacional en el año 2002 y muchos sostienen que debajo se encuentra la reserva de agua dulce más grande que posee la humanidad, bautizada como acuífero Guaraní.

El visitante puede ser parte de la naturaleza, compartiendo su paz y tranquilidad y la magia de lo salvaje junto con sus sonidos autóctonos.

Además puede conocer el Centro de Interpretación de la Reserva Iberá y realizar una caminata por su selva en galería observando la fauna que se le presente al andar..